El tomate que nos ayuda a concentrarnos

(www.eloriente.net, México, a 26 de enero de 2016, por Diego González Algara).- Este artículo versa sobre las posibilidades que tenemos para programar nuestro ciclo escolar, nuestro año de vida, nuestro día a día. De manera concreta analizaremos una herramienta que nos permite concentrarnos en nuestras actividades y en la administración de nuestro tiempo.

Los hombres y pueblos en decadencia viven acordándose de dónde vienen; los hombres geniales y pueblos fuertes sólo necesitan saber a dónde van. José Ingenieros.

Cuando iniciamos un nuevo ciclo. Llámese escolar, laboral, familiar, etc. Tendemos a programar nuestros proyectos- nuestros sueños. A veces la lista es tan larga y al final del ciclo parece que no cumplimos con ninguno de los proyectos. Nos dispersamos y no logramos concretarlos. Al siguiente inicio del día o del año no programamos nada. Nos desencantamos.

¿Qué podemos hacer en el día para ir cumpliendo con nuestros grandes proyectos? Dirán muchos: pos hacerlos. ¿Pero cómo si tenemos familias que cuidar, amigos que visitar, horarios laborales que cumplir, etc.?

Hay muchas estructuras que nos pueden ayudar para ordenarnos e ir cumpliendo nuestros proyectos. Sean estos espirituales, familiares, laborales, físicos, sociales, etc.

Desde el calendario con sus anotaciones de actividades por realizar hasta softwares de administración de proyectos.

En esta ocasión analizaremos una herramienta que puede ayudarnos, en este año, a ir cumpliendo con los sueños.

Tiene un nombre italiano ”pomodoro”, que quiere decir tomate. Es llamada así por el reloj que utilizamos en la cocina para calcular los tiempos de preparación de alimentos. En muchos casos es una cebolla o un tomate.

Esta técnica fue desarrollada a mediados de los años 80 por un estudiante italiano, Francesco Cirillo, que buscaba que el tiempo en la universidad le rindiera para realizar todas las tareas que le requerían. Desde presentaciones, lecturas hasta exámenes finales y demás.

 

Pero ¿Cómo funciona?.

Escoges una actividad a realizar. Por ejemplo hacer un reporte final sobre el desempeño de tus alumnos. Tenemos que poner el “pomodoro”, que tiene una duración de 25 minutos, para concentrarnos totalmente a realizar el reporte. Es importante no distraernos con otras cuestiones, 100 % dedicados a la actividad.

Si surgen otras ideas hay que anotarlas al margen para poder realizarlas después. Cuando suene el pomodoro habremos completado 25 minutos concentrados en el reporte.

Es importante después tomar un descanso de 5 minutos. Quizás caminar un poco, tomar una taza de té, pero nada relacionado con la chamba. Más tarde nuestro cerebro nos lo agradecerá. Nos sentiremos frescos para retomar el reporte final.

Hay que hacer, después, otros tres pomodoros. Al finalizar una ronda de cuatro podremos tomar un descanso de 20 minutos para refrescar la mente y poder continuar con otra sesión de pomodoros.

Esto nos ayudará a saber cuánto nos tardamos en realizar cada actividad que realizamos cotidianamente. En este caso nuestro reporte final.

Les comento cómo me ha ido con el pomodoro. Lo he utilizado por un año. ¿Por qué? Soy un hombre distraído. Me surgen ideas continuamente. Necesito concentrarme para encontrar fluidez – por ejemplo en mi escritura. Esto me motivó el año pasado a buscar técnicas-expweiwnxias que me pudieran ayudar.

Me ha sido muy útil para realizar proyectos. Sé que en cuanto el reloj empiece a caminar por alcanzar los 25 minutos estaré embebido en ese sueño que tanto necesito concretar.

Si no tenemos el reloj de cocina para llevarlo a nuestras faenas, el pomodoro puede ser descargado – hay versiones gratuitas y de paga- como una aplicación a nuestros celulares ( Android y Apple) o en nuestra computadora. Las que he utilizado son gratuitas y cubren su función de muy buena manera.

Para mayor información de esta técnica pueden visitar: http://pomodorotechnique.com/get-started/.

Antes de concluir el artículo vale la pena comentarles que esta herramienta puede ser muy útil para recomendársela a los alumnos que necesiten concentrarse de mejor manera o para aquellos que quieran concretar proyectos y tengan dificultades para terminar sus tareas.

Bueno, les mando un afectuoso saludo digital recordándoles tener claro hacia dónde van como nos sugiere Don José Ingenieros para después- con pomodoros u otras técnicas propias o adquiridas- cristalizar nuestros sueños.

Bibliografía

http://blog.nekomath.com/la-tecnica-pomodoro-y-la-omm

http://pomodorotechnique.com

Fuente: http://brittbrouse.com/wp-content/uploads/2011/02/timer.jpg

Fuente: http://www.eloriente.net/home/2016/01/26/articulo-el-tomate-que-nos-ayuda-a-concentrarnos-por-diego-gonzalez-algara/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s